Cómo limpiar el teclado de la computadora.


Bocadillos nocturnos y bebidas energéticas con cafeína son nuestros mejores aliados cuando escribimos en el computador; ellos alimentan nuestros pensamientos e ideas cada vez que presionamos una tecla. Sin embargo, si no nos detenemos para observar nuestro teclado de vez en cuando, quizás no nos percatemos de que se esté llenando de migas, manchas pegajosas de soda o grasa (sin mencionar la capa de polvo). Y eso no es todo: un estudio reciente mostró que los teclados de algunas personas tenían más bacterias y suciedad ¡que un asiento de baño!

Cuando sea tiempo de higienizar tu teclado para eliminar esas desagradables bacterias y la suciedad, no te preocupes; puedes remover todo de manera efectiva en solo unos pasos.

Remover residuos sueltos

  1. Apaga tu computador. Si utilizas un teclado de escritorio con cable, desconéctalo.
  2. Inclina el teclado hacia abajo y sacúdelo para remover cualquier residuo que esté suelto. Si tienes una lata de aire comprimido, también puedes utilizarla entre medio de las teclas.

Limpiar las teclas

  1. Humedece un bastoncillo de algodón con un alcohol isopropílico suave (alcohol de frotar) y  frota el área alrededor de cada tecla. Dependiendo de la cantidad de suciedad quizás necesites más de un bastoncillo. Si no estás seguro del grado que tiene el alcohol, primero pruébalo en un área pequeña y discreta, para asegurarte de que no provoque decoloración o borre la letra sobre la tecla.
  2. Humedece una tela o toallita en el alcohol isopropílico y frota a lo largo de las teclas y la superficie, poniendo atención en zonas muy utilizadas (como la tecla Enter o la barra espaciadora) para eliminar la acumulación de mugre. Para zonas particularmente sucias puedes utilizar un mondadientes.
  3. Utiliza una tela seca y sin pelusas para eliminar el polvo y pulir el teclado.
  4. Si utilizas un teclado de escritorio con cable, vuelve a conectarlo.

mujer con chaqueta utilizando computadorLimpiándolo de esta forma periódicamente, tu teclado se mantendrá relativamente  libre de gérmenes y parecerá como nuevo. Sin embargo, si tu teclado parece más una zona de desechos peligrosos, puedes hacer una limpieza completa de nivel industrial.

Remover y limpiar las teclas

  1. La mayoría de las teclas del teclado están diseñadas para permitirte removerlas con una herramienta contundente, como un cuchillo de mantequilla o un destornillador de cabeza plana. Solo hay que colocar la herramienta por debajo de una esquina de la tecla, y quitarla a modo de palanca. Si tienes dudas acerca de tu modelo en particular, o si utilizas un computador portátil, consulta con el fabricante del dispositivo para saber si puedes remover el teclado. De esta forma evitarás dañarlo.
  2. Una vez que hayas quitado las teclas, puedes limpiarlas por separado con agua, jabón o alcohol, para remover la suciedad.
  3. Después de limpiarlas, seca las teclas y déjalas sobre una toalla para que se sequen.

Limpiar los agujeros del teclado

  1. Ya habiendo quitado la mayoría de las teclas, deberías tener mejor acceso al área inferior del teclado. Sopla de manera íntegra esta área con aire comprimido, o con un limpiador de vacío suave.
  2. Humedece una tela o toallita en alcohol isopropílico y limpia a lo largo de las superficies interiores.

Rearmar el teclado

  1. Tan pronto como las teclas se sequen por completo las teclas, ponlas nuevamente en su lugar. Cada tecla debería encajarse al aplicar una pequeña cantidad de presión. Si olvidas donde va cada tecla, consulta con el mapa del teclado.
  2. Limpia todo por última vez con una tela seca y libre de pelusas.
  3. Si utilizas un teclado de escritorio con cable, vuelve a conectarlo.

Después de esto, asegúrate de encender tu computador y prueba las teclas,  preferentemente sin un bocadillo en la mano (al menos por un tiempo).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *