Cómo proteger el wifi o red inalámbrica del hogar.


Proteger una red inalámbrica es de suma importancia, ya que si ésta no es segura, personas indeseadas podrán ingresar y hacer uso de ella. A continuación entérate como proteger tu conexión inalámbrica por medio de estos sencillos pasos.

 

Las redes inalámbricas son muy susceptibles a ser hackeadas. Una red no protegida invitará a personas no deseadas a que ingresen y hagan uso de ella, ya que permite el acceso no autorizado de cualquier dispositivo que se conecte. Por ejemplo, si tienes conectada una impresora a tu red, un usuario no autorizado pasa a tener acceso a ella para utilizarla como le plazca; también podría acceder al sistema de respaldo del disco duro que fue diseñado para la red, o peor aún, podría tener acceso ilimitado a tu internet, lo que significa que alguien que no conoces podría estar accediendo a sitios dañinos, descargando cosas, enviando mensajes inaceptables o quizás que más.

 

La necesidad de una red inalámbrica segura es evidente, por lo que la siguiente pregunta que debes hacerte es “¿cómo protejo mi red?”. No te preocupes, solo sigue estos sencillos pasos que te ayudarán a asegurarla.

 

Pasos para proteger tu red inalámbrica

 

Paso 1: Acceder al sitio web del router

 

  • El router debería estar conectado físicamente al computador por medio de un cable. Si no es el caso, conecta un cable Ethernet entre el ordenador y el router en sus puertos correspondientes.
  • proteccion de la computadora en internetAbre el navegador de tu computador. Para ajustar la configuración del router la mejor opción es utilizar Internet Explorer o Mozilla Firefox. Asegúrate de no estar utilizando la conexión inalámbrica en esta ocasión, ya que cuando cambies los ajustes quizás te desconectes.
  • En la barra de direcciones del navegador escribe la dirección del router. Generalmente la dirección por defecto de la mayoría de los enrutadores es 192.168.1.1. Aparecerá una pequeña ventana de inicio de sesión preguntando por un nombre de usuario y una contraseña, que tendrás que ingresar.
  • Por defecto el nombre de usuario del router debería quedar en blanco y la contraseña debería ser “admin”, pero esto puede variar de acuerdo al router, por lo que se recomienda revisar los documentos del aparato para obtener esta información.

 

Paso 2: Cambiar el nombre de la red

 

  • Una vez que estás en la página de inicio del router,  busca la sección de los ajustes de red inalámbrica básica o Wi-Fi. Haz clic ahí y busca el término SSID.
  • El SSID (sigla en inglés para Service Set IDentifier, o identificador de conjunto de servicios) es el nombre de tu red inalámbrica, el cual el router determina de manera automática. Por ejemplo, el router Linksys por defecto nombra a su red “linksys”.
  • Si nunca has cambiado el nombre de la red y está el SSID por defecto, modifícalo, ya que esto prevendrá un acceso no deseado a la red. Puedes cambiarlo por algo propio y preferiblemente distinto a otras redes vecinas.
  • Ahora que has modificado el nombre, búscala con la nueva denominación en la lista de redes para conectarte.

 

Paso 3: Proteger la red con WPA

 

  • Para proteger tu red de accesos no autorizados y encriptación de tus datos, necesitas activar mecanismos de cifrado. La técnica más moderna y el mejor mecanismo para esto es el sistema WPA 2, aunque también puede servir el WPA-Personal.
  • Abre la página de ajustes de seguridad inalámbrica en la página de configuración del router, busca donde diga “modo/método de seguridad” o “tipo de autenticación”, que generalmente está en un menú desplegable en un costado, y selecciona WPA2 o WPA desde la lista.
  • Una vez que lo has seleccionado, debería haber una sección que diga “contraseña/clave/código de acceso” y el texto que ingreses aquí pasará a ser la contraseña de tu red. Cuando alguien quiera ingresar a ella tendrá que conocer esta combinación.
  • Crea una contraseña segura, preferiblemente una frase larga en base a dígitos y caracteres. Haz clic en “Aplicar” o “Guardar ajustes” para guardar la combinación. Ahora tu conexión aparecerá en la lista de redes como una red protegida.

 

Paso 4: Protege tu red con WEP

 

  • WEP es un mecanismo de cifrado más antiguo y levemente vulnerable, por lo que no se recomienda su uso. Sin embargo, en dispositivos y routers antiguos no se reconocen los sistemas WPA o WPA2 y no permitirá que tu dispositivo se conecte. A menos que actualices e firmware del dispositivo o cambies el router, tendrás que utilizar este sistema para proteger tu red.
  • Para habilitarlo selecciona el protocolo desde la lista de métodos de seguridad y escoge el modo de cifrado (utiliza el de 40/64-bit). Debería haber un espacio que diga contraseña y a su lado un botón de “Crear”.
  • El texto que ingreses conformará la clave, que puede ser de dígitos o caracteres. Esta combinación será tu contraseña de red.
  • Ingresa una frase corta en la cuadro de la contraseña para crear una combinación, que será necesaria para que ingreses a la red inalámbrica. Haz clic en “Aplicar” o “Guardar ajustes” para que se almacene la clave.

 

Otra forma de proteger tu red es utilizando un VPN o red privada virtual. Esta red permite que tus datos cifrados viajen a través de túneles seguros proporcionados por un proveedor de servicios. Hay varios proveedores de servicios VPN a los que puedes suscribirte para tener una red inalámbrica segura.

 

Muchos quizás piensen que obtener un firewall puede evitar que tu computador sea vulnerado; efectivamente puede evitar que amenazas penetren tu red, pero no bloquea a alguien que intente ingresar a tu red inalámbrica. Por esto recomendamos seguir los sencillos pasos explicados arriba para disfrutar de una red inalámbrica segura.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *