Qué son y para que sirven los megapíxeles de la cámara


Un megapíxel es un millón de pixeles, ¿y qué es un pixel? Un pixel es un punto en una imagen gráfica. Todas las imágenes gráficas están hechas de cientos de pequeños puntos.

La pantalla de tu computador y tus imágenes digitales están hechas de cientos o millones de pequeños puntos. Si tu cámara es de 8 megapixeles, significa que cualquier fotografía que tome, configurada a la más alta calidad, tendrá 8 millones de esos puntos. Por ejemplo, la Canon Rebel XT, configurada a su calidad más alta, toma fotografías de 3456×2304 pixeles. Si esto lo multiplicas, obtienes 7.962.264 pixeles, lo que hace que esta cámara sea de 8 megapixeles. Si tu cámara no tiene suficientes megapíxeles, es probable que sea complicado imprimir en una calidad de 8×10. Usualmente 5 megapixeles son suficientes para una buena calidad de impresión de 8×10, pero solo porque una cámara tenga una cierta cantidad de megapíxeles no significa que tomará mejores fotografías que una con una cantidad inferior. Algunos factores que afectan esto incluyen la calidad de manufactura, el tipo de cámara, etc. Así, por ejemplo, solo porque tiene más megapíxeles no basta con comprar una cámara barata de 10mp antes que una más costosa de 8mp. Investiga, revisa reseñas y observa cuál realmente vale la pena.

 

¿Cuántos megapíxeles son suficientes a la hora de adquirir una cámara?

Si planeas imprimir fotografías solo en tamaños pequeños, o solo piensas verlas en tu computador, obviamente puedes adquirir una con un número bajo de megapíxeles, pero si quieres imprimir con una calidad de 8×10 necesitarás cambiar de plan. Primero, veamos qué hace que una impresión fotográfica sea de calidad. Para una buena impresión querrás comenzar idealmente con una fotografía que tenga por lo menos menos 240 PPP (puntos/pixeles por pulgada). 300 PPP sería aún mejor, pero 240 son suficientes. Sabiendo esto podemos deducir que, para una impresión de 4×6 con 200 PPP, necesitaríamos un tamaño de imagen de 960×1440 pixeles o más. Para una impresión de 5×7 necesitaríamos un tamaño de 1200×1680, y para una de 8×10 necesitaríamos 1920×2400 o más. Ahora, la mayoría de las cámaras de 5 megapixeles producen una imagen de aproximadamente 2592×1944, que al ser impresas con 240 PPP alcanza para una imagen de 10.8×8.1. De modo que con una cámara de 5 megapixeles quedarías satisfecho, pero ¿qué pasa si quisieras recortar la imagen? Si cortas incluso una pequeña parte alterarías drásticamente los PPP, y tu imagen dejaría de verse bien. De ahí la necesidad de más megapixeles.

 

¿Por qué más megapixeles no siempre es mejor?

 

Como mencioné antes, la calificación de megapixeles de una cámara no es más que una calificación de cuántos megapixeles tendrá la imagen más grande que puede producir. Las empresas de cámaras continúan haciendo alarde de más y más megapixeles, hasta el punto en que las cámaras compactas superan los 10mp, pero ¿esto significa que tomarán fotografías de la misma o mejor calidad que sus contrapartes más costosas pero con menos megapixeles? Por supuesto que no. Por aumentar continuamente los megapixeles de las cámaras, las empresas no están prestando la atención que debieran a la calidad. Estas empresas saben que el consumidor promedio supondrá que una cámara de 10 megapixeles claramente será mejor que una de 8 megapixeles, ¿pero por qué? La cámara con mayor cantidad de megapixeles solo contiene más pixeles y una resolución más alta en las fotografías que toma, pero no es necesariamente más nítida que otra cámara con menos megapixeles. Solo porque estás agregando más pixeles a una foto no significa que será lo suficientemente nítida para que haya un aumento apreciable en la calidad de imagen. Así que a pesar de que las fotografías se hagan más grandes, es probable que no sean lo suficientemente nítidas como para ser impresas a un tamaño grande, debido a que se realizó solo un aumento en los pixeles, pero no un aumento en la calidad. En teoría más megapixeles significan una mejor fotografía, pero en la realidad puede que solo signifique una foto horrible compuesta por más puntos.

 

Una vez que pasas los 4 megapixeles la resolución deja de importar tanto, y la calidad óptica adquiere mayor importancia. Es por esto que una cámara réflex de único objetivo (conocida como SLR por sus siglas en inglés) de 8 megapixeles tomará mejores fotos que una cámara compacta de 10 o 12 megapixeles, ya que utilizan componentes y lentes extremadamente avanzados. De hecho, un modelo antiguo y descontinuado como el Canon EOS-D30 tomará fotografías que le hacen competencia a algunas digitales de 8 megapixeles más económicas. Otro hecho para mencionar es que las cámaras SLR tienen sensores más grandes que las cámaras automáticas típicas. Estos sensores, que son más grandes, producen un ruido muy menor en contraste con las automáticas, lo que producirá una toma mucho más clara, así como también permite ajustes ISO más altos con un ruido menor. Hay muy pocas cámaras automáticas que puedan acercarse al ISO 1600 con un ruido remotamente aceptable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *